Hace ya un año y medio de aquel inesperado 8 de Febrero, cuando en la semana 31 de embarazo mi pequeño llegó al mundo de forma prematura.

Me imagino que si estás leyendo este blog es porque has tenido un bebé prematuro. Lo primero que he de hacer, pues, es darte la enhorabuena: tu bebé es único y maravilloso. Estos Pequeños Grandes Héroes nos dan a los adultos una lección de vida, pues son unos auténticos supervivientes.

Una carrera de fondo…

Cuando tu bebé nace prematuro, vives en una especie de montaña rusa de emociones, en la que todo es desconocido y todo es nuevo. La salud de tu bebé es una carrera de fondo, y la tarea de conseguir información respecto a los derechos que corresponden a los niños prematuros, es verdaderamente una carrera de obstáculos. Y precisamente durante todo aquel difícil período de incomprensión y a menudo escasa colaboración, en mi cabeza no dejaba de rondar una idea: ¿de qué manera podía yo compartir toda la información que conseguí recabar? ¿Cómo podía ayudar a otros padres que han pasado o están pasando por esta misma situación? Moralmente era algo que necesitaba hacer. Así que aquí estoy, dándole forma a algo que debería ser fácilmente accesible para todo el mundo.

Si con este blog consigo que tu carrera de fondo tenga menos obstáculos, me daré por satisfecha porque habré cumplido mi objetivo: aportar mi granito de arena en la complicada y ardua tarea de encontrar información sobre las ayudas para estos pequeños prematuros. Algunos de los trámites de los que te voy a hablar se solicitan a nivel estatal, y otros son autonómicos e incluso municipales. Somos de Valencia, pero quizás no sea tan diferente en otras comunidades o localidades, y seguramente esto te de una base firme y un punto de partida fiable.

¡Sígueme y comparte! Puedes ayudar a otras familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.